Get new posts by email:

Síndrome de Williams, te odio!

Desde que el Síndrome de Williams (SW) llegó a mi vida, yo no tuve más alternativa que aceptarlo en la vida de mi hija y en nuestro día a día. Sin embargo, con el pasar del tiempo me empezó a incomodar.El SW pone en riesgo a mi hija, la hace vulnerable, es intenso, ansioso, hipersocial, desatento, dramático y, a veces, agresivo. No duerme bien. Exige compañía, asistencia y vigilancia constantes. En fin, es un visitante que puede ser tan agotador que no se hace querer.

TDAH Mito o realidad?

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: TDAH. Estas siglas para algunos serán conocidas para otros serán desconocidas. Yo sabía que existían, pero hace 8 meses comencé a profundizar en este tema. Para mi sorpresa, al diagnóstico de Síndrome de Williams que ya nos viene acompañando hace unos años, se le junto un amigo (diagnóstico): El TDAH.

Sanando el dolor

Hace unas semanas me desperté furiosa. No entendía porqué. Mis hijas acababan de llegar después de estar varios días fuera de casa. Yo estaba descansada pero me sentí como volviendo al trabajo después de unas largas vacaciones. 100% improductiva.

Ese día mi paciencia y las ganas de estar con mis hijas eran casi nulas. Estaba convencida que volver a mi papel de “mamá” me estaba dando duro. Había sido un ogro la mayor parte del día.

La aceptación parte II

Este mes se cumplió 1 año desde que surgió la sospecha que mi hija tiene una condición especial. No quiero hacer de eso una fecha, pero es difícil no recordar y no revivir ese proceso. La aceptación ha sido llena de altos y bajos. Cuando creo que lo acepté, viene algo Leer más…

La aceptación

Ya han pasado algunos meses desde el inicio de toda esta «tormenta».  Siento que he estado dando vueltas en el mismo punto. De la tristeza a la rabia. De la rabia a las miles de preguntas sin respuesta. De las preguntas a tratar de entender el ¿para que? y ¿porque de Leer más…