Obtenga nuevos artículos por email:

De la serie malas noches: mi hija duerme en mí cama

Publicado por admin en

Facebook
Facebook
Instagram

Uno de los aspectos que me ha desestabilizado desde que soy mamá es no dormir o dormir mal. Lo hable en algunos posts.

El 1er año de mis hijas no fue fácil. Sin embargo, al superar esta fase de Bebes cuando es normal que no duerman tan bien, continuaron algunos problemas de sueño en mi hija mayor. Ella se estresaba mucho con el llanto de la hermana en las noches. Tuvo dificultad para conciliar el sueño, terrores nocturnos, pesadillas y hasta hoy tienen despertares en medio de la noche.

Siempre quise evitar que mi hija se pasara a nuestra cama. Por 3 razones: 1. yo no lograba dormir con ella; 2. Quería que nuestra cama fuera solo de la pareja; y 3. fue algo que siempre leí y oí que: “No estaba bien” y se convirtió en un “PROHIBIDO” para mí.

Esto representó que por 4 años el 85% de las noches yo o mi esposo teníamos que ir al cuarto de ella a acompañarla, a veces más de 1 vez. Esto trajo consecuencias en mi ciclo de sueño: dolores de cabeza, mal humor y cansancio para todos.

Hace 2 años vencida por el cansancio, decidí ignorar todo lo que sabia y priorice mi necesidad de sueño. Desde entonces mi hija se pasa a nuestra cama todas las noches sin falta. Tuve que aprender a dormir con ella y ajustar algunas cosas como cambiar de cama y de lugar para que todos estuviéramos cómodos. Ahora el 85% de las noches dormimos bien.

Confieso que me desespera que mi hija se pase TODAS la noches a mi cama. Siento que es más grande el miedo de volver a tener escasez de sueño que no hago mucho al respecto. Por lo menos así dormimos.

En este momento no tengo claro si mi hija tiene problemas de sueño o no. Porque cuando duerme con nosotros generalmente duerme tranquila. A veces pienso que es solo una necesidad que ella tiene de sentirse segura y protegida y nada tiene que ver con su condición. No lo sé, el tiempo lo dirá.

En estos 2 años decidí oír la necesidad de mi hija y la mía y no hacer lo que se “supone” que debía hacer. Sin embargo, siento que ya es hora de hacer algo para ayudarla, porque últimamente no esta siendo tan saludable para nosotros y en especial para ella.

Por lo pronto intentaré poner en práctica con constancia algunos métodos que por pereza no he hecho antes. Cabe aclarar que intenté muchas cosas sin buenos resultados. También continuaré hablándole al respecto. Ella siempre me dice: “entiéndeme! aún no estoy lista para dormir toda la noche en mi cama.”

Quiero creer que algún día no muy lejano ella estará “lista” y todo esto será más un aprendizaje de la importancia de oírnos y oír a nuestros hijos más que a lo que dicen los otros o las teorías.

Me gustaría saber si han pasado por algo parecido. ¿Qué les funcionó? ¿Alguna ha tenido consultora de sueño? ¿Les gusta el colecho?

Categorías: Sueño

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *