Obtenga nuevos artículos por email:

Mis días grises

Publicado por admin en

Existen días en los que quisiera levantarme, bañarme, desayunar, darles un beso bien grande a mis hijas y decirles: “chao mis amores, mamá se va a trabajar, nos vemos en la noche”. Volver en la noche y disfrutar esa hora antes de ir a la cama, con historias, besos y mimos.

Existen días en los que no quisiera tener que lidiar con nada concerniente al mundo de los niños y sí al de los grandes. Hay días que sueño que soy una super ejecutiva, llena de retos profesionales, retos mentales y logros por alcanzar. Hay días en que sueño en lo orgullosas que mis hijas estarían de esa mamá ejecutiva e importante y como podría ser una inspiración para ellas. Esos son mis días grises. En los que me siento triste, frustrada y perdida

Cuando tu decides ser mamá full- time ya sea por decisión propia o porque no tienes más alternativa, lo que más recibes son preguntas como: “y todo el tiempo que estudiaste para ahora quedarte en casa?” “y entonces que te vas a poner hacer?” “¿cuando vas a volver a trabajar?”, nunca una felicitación por ese nuevo cargo. Es sentir que por el hecho de “no trabajar” en una oficina, no estas haciendo algo productivo.

Esos días grises han estado presentes desde que soy mamá. Ahora menos que antes, pero aparecen. ¿Quien a veces no quiere cambiar de empleo? o ¿tiene ganas de salir corriendo por un mal día de trabajo?.   La monotonía en esta profesión a veces agota. El esforzarte y no ver muchos frutos, el dedicarte tanto y sentir que nunca es suficiente, también. Sin embargo, esos días grises pasan y el sol brilla de nuevo. Sin tanta niebla enfrente, logras ver esas caritas que te miran con amor y te llenan de besos, babas y abrazos. Te das cuenta que puede ser que no seas la super ejecutiva del año y que tu trabajo no esté cambiando el mundo, pero es en ese lugar donde debes estar.

Es ahí cuando me levanto, me sacudo el polvo que me quedo de la pataleta del día gris y continuo mi camino. Disfrutando lo que tengo y tratando de ignorar lo que no tengo y deseando que esos días grises no vuelvan y yo pueda reinventarme y encontrar mi rumbo.

“Donde te encuentras hoy es donde debes estar. Confía…Todos los sitios son parte del viaje”

Y tu? has tenido algun día gris?

01/Diciembre/2016


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *