Obtenga nuevos artículos por email:

El 1er año en el Colegio

Publicado por admin en

Facebook
Facebook
Instagram

Terminó el primer año escolar para mi hija en el colegio grande. Para mí, terminaron las madrugadas, las regañadas mañaneras para que se apure, las carreras para no llegar tarde y, sobretodo, los MIEDOS que yo tenía cuando comenzó este año.

Cuando comenzó el año, tenía miedos y dudas que rondaban mí cabeza. ¿Podrá con el inglés? ¿Será muy pesada la carga escolar para ella? ¿Podrá leer y escribir? ¿Tendrá amigos? ¿Le gustará el colegio?

Con la mayor felicidad y orgullo, les cuento que la respuesta a todas esas preguntas es SÍ! Sí pudo con el ingles y además le encanta, así como el portugués y el español. Sí fue intensa la jornada, pero lo logró. Tuvimos días buenos y días malos, pero ella creció en conocimiento, en madurez, en habilidades y en independencia. Sí pudo leer y sorprendentemente escribir a pesar de todos los pronósticos en contra. Sí se relacionó bien con sus amigos y fue una niña tan amorosa y amada que 2 veces en el año ganó diploma por “caring” (cuidadosa, cariñosa y empática). Y Sí le encantó ir el colegio.

Avanzamos un piso de esa gran escalera llamada colegio. Aunque sé que hasta ahora estamos empezando, no puedo evitar sentirme sentimental por este logro. Me siento tan orgullosa de mi hija. Sé que ella no va al ritmo de sus compañeros y se que se tuvo que esforzar el doble para llegar donde llegó. Pero llegó! Superó todas nuestras expectativas y nos enseñó que jamás debemos dudar de ella.

Mamás, nunca duden de sus hijos. Ellos necesitan personas que crean en ellos independiente de si tienen o no una necesidad especial. Siempre hay caminos diferentes para hacer las cosas y esos son los caminos que debemos encontrar. No les pongamos límites. Todos tienen diferentes potenciales y con nuestra ayudan los irán a desarrollar.

Sé que hay muchos días que sentimos que no podemos con lo que tenemos enfrente, pero siempre ese esfuerzo tendrá una recompensa y son estas pequeñas/grandes victorias que debemos celebrar porque también son nuestras.

Bienvenidas vacaciones sin rutina, sin prisa y sin exigencias. Necesitamos recargar baterías para enfrentar el próximo año escolar que vendrá con nuevos desafíos, retos y aprendizajes.


1 comentario

Chris Rosado · junio 15, 2019 a las 2:00 am

Realmente uma linda conquista… tanto da filha q se entregou diante de tantos desafios e venceu pela sua capacidade e desta preciosa mãe q não desistiu mesmo que a vida lhe impusesse barreiras. Mas a verdade é essa… limites somos nós q colocamos.
Que Deus permaneça te dando sabedoria e paz no andar com as meninas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *