Obtenga nuevos artículos por email:

¿Cómo está tú niñ@ interior?

Publicado por admin en

Los que me leen saben que soy a favor de trabajar y sanar nuestro ser interior, porque nos da frutos que se reflejan no solo en nuestra vida sino en los que nos rodean y en nuestro día a día.

En uno de los post de Educando sin gritos hable sobre mi niña interior y de la importancia de sanarla. En ese momento y en otros anteriores trabajé en eso conmigo misma. Sin embargo, este es un proceso que no termina y yo no lo tenía tan claro.

En los últimos 2 años por múltiples situaciones, dejé mis procesos para atender las prioridades de mi familia. Este descuido conmigo misma trajo consecuencias a mi salud física y emocional. Como el cuerpo no da espera tuve que “sacar” el tiempo para recuperarme. La vida diciéndome: si no lo haces a las buenas, lo haces a las malas.

Por lo anterior, desde comienzo de este año, mi nombre es lo primero en la lista de prioridades. Decidí retomar terapia, actividades que me ayudan a manejar mejor el estrés, hacer deporte y asistí a un taller de 3 días (Viajero Interior), donde me desconecte de todo e hice un viaje al interior mío, literalmente hablando.

Todo lo anterior me ayudó a re-conectarme conmigo y mis necesidades. Entendí que el continuo descuido a mí misma era reflejo de una falta de amor propio y que debía trabajar esa falta. No me estaba amando de la manera correcta. Si no me amo bien, cómo voy amar a los otros?

Hoy tengo claro que mi prioridad debo ser yo. Entendí que como todo niño, mi niña interior requiere atención. Atención y cuidado que yo debo darle. No hay nadie que puede hacer eso por mí.

Dejemos de pedirle al mundo que llene nuestros vacíos y supla todas nuestras necesidades. Dejemos de esperar que los otros nos den el lugar que esperamos y démonoslo nosotras. Dejemos de esperar que venga alguien a rescatarnos y rescatémonos nosotras mismas. Abracémonos, perdonémonos, amémonos y cuidémonos.

PD: si te cuesta recordar y cuidar a tu niño interior, ten una foto de cuando eras pequeñ@ en un lugar visible así siempre lo vas a tener presente y no olvidaras cuidarlo y darle atención. Consejo de un amigo!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *